Una receta descaradamente efectiva

Vender y alquilar viviendas es sencillo.

Hacerlo al mejor precio de mercado y en menos tiempo es otra cosa.

DESCUBRE AQUÍ la receta

Desliza el ratón sobre la foto para ver el antes

Antes

La

Receta

!

Después de muchos años en el mundo del marketing inmobiliario puedo confirmar que la mayoría de los propietarios y anfitriones cometen el mismo error: no saben comunicar el valor de su vivienda.

Pierden posibles compradores, inquilinos o huéspedes porque la vivienda no transmite su (verdadero) potencial y no enseña el estilo de vida que ofrece.

Los que se dan cuenta del problema, ordenan un poco y llaman a un fotógrafo para que haga unas cuantas fotos para el anuncio.

Desliza el ratón sobre la foto para ver el antes

Antes

Los

Ingredientes

La realidad es que (sí) necesitan un fotógrafo, pero también a alguien que les indique los pasos previos que hay que dar para sacar brillo a la propiedad, realzar todas sus cualidades y mostrar su potencial.

Tras ayudar a muchos propietarios y anfitriones con la venta y alquiler de sus viviendas a mejor precio y en menos tiempo, he probado y mejorado los siguientes 4 ingredientes de mi receta (descaradamente efectiva):

Desliza el ratón sobre la foto para ver el antes

Antes

1

Preparar

Antes de llamar al fotógrafo debes sacar brillo a tu vivienda, reparando los desperfectos que se producen por uso (o desuso) con el paso de los años. Pequeños desperfectos que le restan valor y se convierten en argumentos para negociar el precio a la baja o en objeciones para descartar la vivienda.

2

Presentar

Llega el momento de convertir la vivienda en la mejor opción de los posibles compradores, inquilinos o huéspedes, organizando, despejando y despersonalizando, para evitar distracciones innecesarias del (verdadero) potencial que tiene y del estilo de vida que ofrece.

3

Fotografiar

Después de preparar y presentar la vivienda llega la hora de tomar las fotos para el anuncio. Recuerda que esas fotos son lo primero que ven los posibles compradores, inquilinos o huéspedes. Si no son buenas, son lo único que verán. Haz que transmitan emoción, llamen la atención y destaquen del montón.

4

Comercializar

Publicar tu anuncio en Internet, hacer campañas de difusión en las redes sociales y contarle a todos tus amigos y conocidos que vendes o alquilas, no es suficiente. Debes valorar tu vivienda acorde al precio (real) de mercado y tener (toda) la documentación en regla y al día.

3…

2…

1…

Desliza el ratón sobre la foto para ver el antes

Antes

Pero no me escuches a mi...

Escúchalos a ellos

:

×