por-qué-los-propietarios-necesitan-home-staging-CCVO-Design-and-Staging
5/5

¿Por qué los propietarios necesitan Home Staging?

Hace unos meses, escribí un post de por qué las inmobiliarias necesitan Home Staging si quieren sobrevivir entre tanta competencia. Hoy, me apetece escribir otro post. Esta vez, un post de por qué los propietarios necesitan Home Staging si (realmente) quieren vender o alquilar su casa.

Muy bien. Comencemos…

Si eres propietario y has tomado la decisión de vender o alquilar tu casa, tengo algo importante que decirte. Muy importante.

Tu casa ya no es tu hogar.

Tu casa es un producto inmobiliario.

Todo producto que se lanza al mercado se prepara, se presenta y se fotografía de manera profesional para contar una historia y llamar la atención de su público objetivo.

Eso es así…

Para transformar un hogar en un producto inmobiliario, existen una serie de tareas que los mismos propietarios pueden llevar a cabo. Tareas (muy) fáciles y sencillas. Tareas (muy) necesarias antes de tomar unas cuantas fotos, subir un anuncio a Internet y colgar un cartel de «Se Vende» o «Se Alquila».

La mayorías de esas tareas son de sentido común: organizar, recoger, despejar, limpiar y hasta colocar unos cojines nuevos en el sofá y añadir un jarrón con flores en el salón.

Entonces… ¿por qué los propietarios necesitan Home Staging?

Bien,

Es importante aclarar que colocar unos cojines nuevos en el sofá y añadir un jarrón con flores en el salón, NO es Home Staging. Si fuera tan fácil, no existirían los Home Stagers y yo no llevaría años dedicándome a transformar hogares en productos inmobiliarios que se venden y se alquilan en tiempo récord.

En fin,

Te debes estar preguntando… 

¿Qué es lo que hace un Home Stager?

A continuación, se resumen algunas de las tareas o actividades que los Home Stagers desempeñan cuando contratan sus servicios:

  1. Ponerse en los zapatos del posible comprador o inquilino para evaluar la propiedad con ojo crítico y alertar a los propietarios de las posibles objeciones a su vivienda.
  2. Imaginarse rápidamente la (mejor) manera de recrear el estilo de vida que ofrece la propiedad y así realizar la puesta en escena que (realmente) seduce al cliente potencial.
  3. Centrarse en los posibles desperfectos que restan valor a la vivienda y pasan desapercibidos por sus dueños, para aportar soluciones prácticas y económicas.
  4. Moverse por toda la propiedad para recomendar la mejor distribución del mobiliario existente y así despejar las circulaciones y potenciar el espacio.
  5. Saberse los gustos y necesidades del público objetivo de la vivienda para cambiar, completar o reutilizar los muebles, textiles y accesorios que mejor se adaptan a ellos.
  6. Estudiarse los inmuebles que están en venta o alquiler en la zona para aconsejar a los propietarios en cómo debe lucir su vivienda para competir con otras similares. 
  7. Encargarse de gestionar diferentes gremios (pintores, albañiles, electricistas, etc.) para llevar a cabo trabajos de mejora de la presentación estética de la vivienda (pintura, suelos, azulejos, encimeras).

 

Esas son (solo) algunas de las tareas que llevan a cabo un profesional durante un Home Staging. Lo más importante es que hace eso y más de manera objetiva porque no está unido emocionalmente a la vivienda y a nada de lo que hay en la ella. Por lo tanto, se concentra en transformar el «hogar» de los actuales propietarios en un producto inmobiliario. Un producto que resalta sobre la competencia y llama la atención del posible comprador o inquilino.

Sin la ayuda de un (buen) Home Stager, la mayoría de los propietarios no saben de qué color pintar su vivienda. Peor aún, se piensan que el pasillo naranja, el dormitorio azul, el dormitorio rosa y la cocina amarilla, gustarán al cliente objetivo.

En ocasiones, suelen decir «que lo pinte el que compre».

¡Error!

Si ese posible comprador logra ver más allá de los estridentes colores, pensará en el dinero y el tiempo que le llevará pintar, utilizando esto como posible argumento para la negociación del precio.

La mayoría de los propietarios están acostumbrados a su casa. La viven y la disfrutan a su manera. No se plantean o no saben qué hacer, qué mover, qué quitar, qué retirar, qué guardar para que su vivienda sea más atractiva e interesante para el posible cliente. Puesto que no pueden ser objetivos a la hora de evaluar su «hogar, dulce hogar» como un producto inmobiliario.

Por el contrario, casi siempre piensan que su propiedad es la mejor del mercado y que su presentación es la más optima.

¿Por qué?

La respuesta es sencilla.

Porque su casa refleja sus gustos. 

El problema está en que sus gustos no son (necesariamente) los de su cliente. Sus gustos no saben cómo debe lucir la vivienda para competir en el mercado inmobiliario con otras de su mismo rango de precio.

¿Te ayudo? – info@ccvodesign.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Otros

Artículos

+

¿Quieres ser VISIBLE?

Aprende a transformar la imagen de tu propiedad para que entre por los ojos y llegue al corazón de tu cliente.

Respondable: Claudia Villares Orozco.

Finalidad: ofrecerte información sobre marketing inmobiliario.

Legitimación: tu consentimiento al hacer clic en la casilla.

Destinatarios: mi proveedor de e-mail marketing, MailChimp.

Derechos: puedes acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en info@ccvodesign.com.

×