por-que-mi-casa-no-se-vende-CCVO-Design-and-Staging
5/5

¿Por qué mi casa NO se vende?

El que espera, desespera. Eso es lo que le pasa a la mayoría de las personas cuando pasan los meses y su casa no se vende. ¡Se desesperan! Se preguntan: ¿por qué mi casa NO se vende?

Bien,

Existen una serie de factores que influyen en la venta de un inmueble: precio, ubicación, distribución, calidades, características, orientación, etc.. Pero hoy comparto contigo varios escenarios que pueden paralizar la venta, sin que te des cuenta.

¿Paralizar?

Sí, paralizar.

¿Sin darme cuenta?

Sin darte cuenta…

¿Por qué?

Porque atacan de manera negativa las emociones del posible comprador.

Recuerda,

Numerosos estudios certifican que las compras se realizan en un 70% con el corazón y en un 30% con la razón. Por lo tanto, tienes la opción de llenar ese 70% de emociones negativas que paralizan la venta; o tienes la opción de llenar ese 70% de emociones positivas y deseo de compra.

En uno de los artículos on-line que la prestigiosa Revista Forbes dedica al Home Staging, se enumeran varios escenarios comunes que paralizan la venta. Escenarios en los que se piensa que la propiedad está impresionante, pero en realidad, su puesta en escena está atacando de manera negativa a los corazones de los posibles compradores.

1.- Se utiliza mobiliario inadecuado y anticuado

Muebles antiguos y en mal estado. ¿A quién le gustan? La mayoría de las veces, ese tipo de muebles atacan de manera negativa las emociones. Los posibles compradores se centran en lo “mal” que se ve, en lo anticuado y desgastado que está. Se quedan con la sensación de descuido que transmiten y desestiman la compra.

Un (buen) Home Staging incluye la elección de muebles que se adaptan a los gustos del público objetivo. En otras palabras, si el piso de la abuela se lo quieres vender a «millennials», se colocan los muebles que le gusta a esta generación.

En ocasiones, se pueden reutilizar los muebles disponibles en la vivienda. Otras veces, se pueden alquilar o comprar. También se pueden buscar alternativas más económicas como los muebles de cartón para Home Staging. Inclusive, se pueden obtener muebles de segunda mano por Internet.

Todas estas opciones son válidas, si realzan los puntos fuertes de la propiedad y se adaptan a su público objetivo.

2.- Se crean escenas que distraen la atención

Decoraciones extrañas. Taxidermia, murales temáticos, imágenes religiosas, etc. En la mayoría de los casos, pueden dañar la presentación del inmueble y su venta.

¿Por qué?

Porque distraen a los posibles compradores de lo verdaderamente importante. Ellos no recordarán el potencial de la vivienda, sino al  «perro de porcelana», al «ciervo de la pared» o aquello que los ha impactado de manera negativa.

Eso es así. El ser humano es así.

El objetivo de un (buen) Home Staging es realzar el potencial de la vivienda.

Bien.

Todo bajo control.

Pero mientras realza el potencial de la vivienda, llena el corazón del posible comprador con emociones positivas. Lo llena del deseo de disfrutar de ese nuevo y mejorado estilo de vida que le ofrece la vivienda. Por lo tanto, hay que recrear escenas que comuniquen ese estilo de vida y evitar distracciones innecesarias.

3.- Se descuida la limpieza y el orden

En una casa se acumula desorden del diario vivir. Así como desorden de toda una vida. 

Y… ¿Qué pasa?

No para nada.

Pero hay que tener muy claro que se vive de una manera, pero se vende de otra.

Exceso de periódicos, revistas, libros y correo producen congestión visual en los espacios. Eso se percibe como desorden. Ese desorden (del día a día) puede ser imperceptible para el propietario, pero puede distraer la atención del comprador y recrear pensamientos y emociones negativas y desagradables.

Además, si la propiedad está bien presentada, no se debe subestimar el poder que tienen los montones de ropa, correo, documentos o platos en el fregadero, para desactivar una venta. Así como también, anular todos los aspectos positivos logrados con Home Staging.

4.- Se dejan espacios sin escenificar

En ocasiones, el tercer dormitorio, la terraza, el tendedero son espacios sosos que no se acondicionan y preparan para la venta porque el propietario no dispone de tiempo o se ha agotado el presupuesto.

Esto es un gran error…

Un (buen) Home Staging, debe ceñirse a una planificación anticipada y a un presupuesto inteligente. Un presupuesto que permita al propietario acondicionar toda la propiedad y mostrar todo su potencial.

5.- Se carece de un ojo experto y neutral

Algunas personas, cuando deciden poner su casa en venta, limpian, ordenan y decoran la propiedad con un toque muy personal. Tan personal, que el posible comprador no se imagina su vida en ese lugar.

Oh.

Si el posible comprador no se ve viviendo allí… ¿para qué va a comprar esa casa?

Ver tus fotos, tus cosas, tus abrigos, tus zapatos… no lo ayuda a imaginar su vida es esa casa.

Hay que tener (muy) claro que Home Staging no es (exactamente) decorar. Decorar una vivienda consiste en personalizarla a los gustos específicos del propietario, tomando en cuenta sus preferencias por una estética determinada. 

Mientras que poner en práctica los principios de Home Staging en una propiedad en venta o alquiler, consiste en neutralizar su aspecto para que guste y atraiga a un mayor número de posibles compradores.

Por eso, en la Revista Forbes, recomiendan llamar a un ojo experto y neutral. Recomiendan llamar a un Home Stager que te asesore (bien) para saber qué muebles o accesorios decorativos eliminar, mover, colocar.  Además, ellos saben qué le gusta al público objetivo de tu vivienda.

¡Hasta pronto!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Otros

Artículos

+

×